Buscar
  • Ivana

La tranquilidad está en el color de tu dormitorio

El color forma parte de las condiciones ambientales que influyen en la calidad de nuestro sueño y, con ello, de nuestro descanso. Los tonos que nos rodean influyen en las horas de descanso y en la comodidad de éste.

Cuidar el entorno para dormir mejor

Para conseguir un buen sueño mediante la modificación de hábitos y de ambientes hay que cuidar dos aspectos principales: qué hacemos durante el día y, en especial, durante un par de horas antes de dormir y cómo es el ambiente de nuestro dormitorio.

Una temperatura ideal de entre 18 y 22 grados, la falta de ruido para que este no interrumpa el sueño, la ausencia de luz, los colores y la decoración elegida para el dormitorio son las claves para descansar plácidamente.


Evitar colores intensos y buscar los que transmiten paz

Pero la decoración y disposición del espacio y los objetos que nos rodean también es clave, Para conseguir un sueño óptimo, la habitación debe estar ordenada y limpia. El desorden produce estrés, lo que dificulta el sueño.

Los tonos azul, verde y lila son los que producen una mayor relajación.

Además de los colores ya mencionados, de otros colores también sabemos que tienen una influencia clara en nuestro estado anímico y capacidad de descanso:

  • El rosa es un color relajante que nos ayuda a dormir, combate la ansiedad, la inquietud y el pesimismo.

  • El violeta favorece el sueño pero, ojo, si es muy intenso genera impaciencia.

  • El marrón, que encontramos de forma natural en materiales como la madera o el cuero, transmite equilibrio y serenidad y nos hace sentir cómodos y seguros.

  • El gris es un color neutro que se asocia con la tranquilidad y la ensoñación, aunque también con la tristeza.

  • El blanco es el color de la limpieza y la higiene, aporta luminosidad y hace más grandes los espacios.



Para un dormitorio, en el que pasan actividades más relacionadas con relajarse y dormir, los más adecuados son los colores más calmados, que transmiten serenidad, y los neutros, que ni calman ni excitan. Azules, verdes, grises y blancos son ideales para dormitorios que transmiten serenidad.

Dependiendo de lo que queramos conseguir, podemos usar un tono más o menos intenso. Si es un dormitorio grande, son adecuados los colores cálidos. Si es al contrario, colores fríos y líneas horizontales son más adecuados. Y según la orientación, si da al sur son mejores los colores fríos y acabados sedosos, que lo harán más acogedor con la luz natural que entre. Si da al norte, los colores cálidos mitigarán el hecho de que sea sombrío y si da a este u oeste, se recomiendan colores suaves.


Desde Hevea - Deltell Carpinteros queremos ayudarte a crear tu hogar ideal y ofrecerte ideas para colorear tu dormitorio, contando con los mejores carpinteros en Alicante. Ponte en contacto con nosotros para cualquier consulta o duda que quieras resolver. Somos tu estudio de interiorismo en Alicante.

4 vistas
 

601728128

966103795

  • Facebook
  • Google Places

©2020 by HEVEA - DELTELL CARPINTEROS